Hoy presentamos un artículo del Dr. Freddy Mariñez Navarro, que aborda el tema de la innovación pública y los retos que ésta enfrenta en países latinoamericanos. El autor es Doctor en Sociología Política, miembro fundador del Claustro de la EGAP Gobierno y Política Pública del Tecnológico de Monterrey. Actualmente es Principal Consultant de Policytics. Consulting & Research. Especialista en Política Pública, Gestión Pública y Gobernanza.

1331832584905-pip-innovacion

Hoy en muchos países, más en unos que otros, sus gobiernos y administraciones públicas comienzan a tomar forma de red de gobernanza colaborativa y de flexibilidad que abordan el desafío de construir y acreditar en los próximos años la capacidad de  innovación en su relación con los actores de la sociedad.

Ello a condición de su capacidad de sustentar con rigor analítico la formulación y decisión de las políticas públicas y proceder conforme a criterios rigurosos de eficiencia económica y de calidad en la provisión de los servicios públicos.

También vemos en muchas latitudes, gobiernos encaminados hacer de la acción gubernamental un ejercicio abierto en cuanto al acceso a la información y transparencia en co-producción con los ciudadanos. En esta dirección, la innovación pública podría abrirnos camino. La concebimos como los cambios que tienen como fin mejorar la eficiencia y la calidad de los procesos, la dinámica organizacional y los flujos de información en la comunicación en la administración pública, así como la producción y prestación de los servicios públicos con el objetivo de lograr valor público expresado en la satisfacción de los ciudadanos en el consumo de éstos.

Indudablemente estos cambios no serían  posibles sin una plataforma colaborativa digital basada en las comunidades Web 2.0 (redes sociales -facebook, MySpace-, webmail, wikis, weblogs, wikipedia, sitios web de alojamiento de videos), que permite a los ciudadanos organizarse en redes, compartir sus inquietudes, crear grupos de interés que tratan de influir en las decisiones públicas.

Goldsmith y Crawford (2014), afirman que el uso extensivo de los datos que los gobiernos y ciudadanos poseen va exponencialmente en aumento en los próximos años debido al avance de la digitalización de procesos y archivos, de la Internet de las cosas (Internet of Things: IoT) y de la conectividad. Viéndolo así, se supone que los servidores públicos deben tener una actitud más alerta y con capacidad predictiva para atender de mejor forma a los ciudadanos que sirven, y estos a su vez, un empoderamiento cívico para la co-creación y co-producción con el gobierno.

No obstante a esta tendencia, muchos desafíos observamos cuando revisamos experiencias en este sentido. Reff Pedersen (2013), por ejemplo, nos alerta argumentando que el éxito de la innovación está relacionado con el grado en la que toda la organización está dirigida a la innovación, y no una parte de ella. Esto lo lleva a plantearse las siguientes interrogantes: ¿qué tipo de organizaciones públicas  son innovadoras y quiénes son  los conductores de las innovaciones en las organizaciones públicas?, ¿cómo el sector público innova las organizaciones y cómo acceden y usan el nuevo conocimiento generado en la co-producción y co-creación?, ¿Qué funcionarios públicos requiere la administración pública para estructurar, organizar y promover la innovación pública? Son los grandes desafíos de esta tendencia innovadora, al menos en los países de América Latina donde las administraciones públicas y gobiernos portan aún rasgos de patrimonialismo, falta de profesionalización y opacidad.

Bibliografía

Goldsmith, Stephen and Susan Crawford (2014) The responsive City Engaging Communities Through Data Smart Governance. Jossey-Bass Publishers.

Reff Pedersen (2013), “Collaborative Narrative Innovation. A Case of Public Innovation in Denmark” In A.P Müller; L,Becker (eds) Narrative and Innnovation. Management-Culture-Interpretation. DOI. Springer Fachmedien Wiesbaden.

Anuncios