Hoy presentamos un artículo de José Javier Capera Figueroa, politólogo de la Universidad del Tolima, Colombia, que aborda el tema de la ausencia de un enfoque particular de políticas públicas desde el contexto latinoamericano y los efectos que esto conlleva. El autor actualmente se encuentra en México realizando una pasantía académica internacional, adscrito a la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la  Universidad Autónoma del Estado de México. Integra el grupo de Estudio “Diatribas Contemporáneas” de la Universidad de Tolima.

José Javier Capera Figueroa

Los estudios realizados en las últimas décadas sobre la administración pública, muestran un escenario marcado entre la tendencia instrumental y racionalista de las políticas públicas en el campo de las ciencias administrativas, generando una serie de diatribas en torno a cuestiones epistemológicas que se han orientado en dos perspectivas: una de orden mercantilista y la otra de carácter racionalista, dejando así un panorama en donde las políticas públicas son funcionales a las tendencias del mundo globalizado.

Es por ello que, en materia de las políticas públicas, no se han gestado avances teóricos, conceptuales y metodológicos que generen una amplia discusión sobre la disciplina, el método y la función social que traen consigo las dinámicas y debates contemporáneos sobre la crisis disciplinar en el mundo de las ciencias sociales.

La hegemonía de un lenguaje positivista y la formulación de modelos han sido la característica fundamental de las políticas públicas; lo mismo ha sido la tendencia técnica a considerar a éstas como un conjunto de herramientas que tiene como finalidad la intervención del Estado en los problemas sociales que presentan las comunidades. Esta visión se ha constituido como un juego de poderes, en donde los sectores gubernamentales son los principales ejecutores de los programas, proyectos y planes que se formulan como una política pública ya sea nacional, estatal o municipal.

De ese modo, la falta de construcción de un pensamiento sobre las políticas públicas desde el contexto latinoamericano es una de las grandes carencias epistemológicas que existen en las academias y centros de pensamiento administrativo, lo que se constata con el análisis de los modelos de aplicación de las políticas públicas que, en su mayoría, poseen una estructura anglosajona y americana contradictoria con los contextos latinoamericanos.

Lo anterior conlleva a la falta de construcción de un cuerpo cada vez mayor y sistematizado de conocimiento científico sobre el campo de las políticas públicas, a su vez se establece una serie de teorías, conceptos y categorías en relación con las políticas públicas, en donde se aprecia un conocimiento de carácter técnico, instrumental y positivista carente de pensamiento crítico sobre las construcciones teóricas de las políticas públicas; ofreciendo avances teóricos casi nulos, dejando así un panorama carente de teorías, métodos y metodologías que enriquezcan el pensamiento administrativo y pongan en cuestión la tradición epistémica de las políticas públicas. (White, 2014).

De este modo, uno de los mayores campos de aplicación de la administración pública resulta ser el de las políticas públicas; ya que se sitúan como instrumentos de acción estatal o como se le ha conocido históricamente “gobierno en acción” mostrando la parte técnica frente al  diseño, la construcción y la aplicación al  interior de las instituciones; igualmente se evidencia cómo dicha forma de abordaje de las políticas públicas configura todo un esquema basado en modelos eurocéntricos y americanos que tiene amplia aceptación por parte de las instituciones públicas para la intervención de los problemas sociales.

En definitiva, la apuesta de reconsiderar alternamente las políticas públicas como objeto, enfoque y producto de la administración pública conlleva la construcción de un ejercicio crítico y reflexivo, que intente re-pensar los paradigmas desde nuestras propias regiones a partir de una perspectiva decolonial que contribuya a generar alternativas frente a la crisis civilizatoria que afrontan las sociedades en estas épocas y que, en especial, tenga sentido de identidad sobre los contextos, lenguajes y prácticas de los territorios latinoamericanos que conviven entre la opresión y la violencia gestada por las dinámicas de un sistema-mundo capitalista. Con ello, será posible deponer la tradición instrumentalista, mecanicista y gubernamentalista que actualmente caracteriza a las políticas públicas.

Correo electrónico: caperafigueroa@gmail.com

Anuncios