Patrimonio, diversidad cultural y políticas públicas

Maya Lorena Pérez Ruiz

patrimonio

¿Cómo se transforma un bien cultural o natural en patrimonio? ¿Cuáles son las aportaciones de las instituciones responsables de la salvaguardia del patrimonio cultural y cuáles son sus limitaciones? ¿Cómo participan y cómo deben participar los diversos actores del país en la salvaguardia, uso y usufructo de los bienes patrimoniales de carácter nacional? ¿Qué sucede cuando, de manera indiscriminada, a todo bien cultural y natural se le agrega la valoración de ser patrimonial? ¿Y qué sucede cuando el patrimonio cultural y natural se vislumbran como “palancas” para el desarrollo e innumerables bienes se “patrimonializan” para favorecer su mercantilización?

Éstas son algunas de las preguntas que en la actualidad se discuten en torno al patrimonio cultural, cuyo debate sucede entre actores que desde perspectivas diversas se enfrentan de manera encarnizada y en el cual se emplean con frecuencia conceptos con significados diferentes, según aquel que los exponga, sus fuentes y sus intereses particulares. En estos momentos, cuando vivimos en México la transformación de varios elementos y expresiones culturales en patrimonio cultural, urge emprender un debate sobre sus efectos sociales, económicos, culturales e identitarios. Tal debate debe hacerse sobre la base de diagnósticos e investigaciones que aporten datos y den voz a los actores que desde diversas trincheras viven, observan y están involucrados con el patrimonio cultural.

A continuación el artículo completo

Anuncios